sábado, 13 de abril de 2013

Reseña 80 melodías de pasión en azul de Vina Jackson



Dominik, el profesor de universidad, finalmente da el paso y, tras su breve reencuentro en Nueva York, decide dejar Londres e irse a vivir con Summer, la violinista. Pero su sueño de formalizar la relación se ve frustrado cuando un famoso director de orquesta anima a Summer a embarcarse en una nueva aventura como solista. Además, un antiguo amante que ella ha tratado de olvidar reaparece para pedirle que juegue con él una última vez.


Dominik y Summer han decidió darse una oportunidad, él ha dejado Londres y se ha trasladado con ella a New York donde ambos empiezan a vivir su relación de forma intensa. Pero cuando todo parece ir mejor a Summer le sale un trabajo que la obliga a alejarse durante un tiempo de Dominik y éste no sabe que hacer y toma un camino peculiar que le llevara a vivir nuevas experiencias. Además el pasado vuelve para atormentar a Summer y todo empieza a hacer aguas. ¿Podrán por fin Dominik y Summer vivir su intensa y pasional relación sin mayores complicaciones que los sentimientos que empiezan a embargarles?

En plena Grand Central Station, me besó. Fue un beso de amante: breve, suave y cariñoso, cargado de los recuerdos aún palpitantes de un día vivido en una nube, y también un recordatorio de que esta sería nuestra última noche juntos en Nueva York. No habíamos 

En 80 melodías de pasión en azul nos encontramos con una trama más centrada en los sentimientos y la exploración del deseo de la pareja. Porque a pesar del paso que dan, aun no tienen claro lo que sienten, los sentimientos son confusos y los miedos los hacen callar. Quizás por las vueltas que le dan no me ha gustado tanto como el anterior, con el que disfrute enormemente. 

Me ha aburrido un poco, se me ha hecho mucho más pesado de leer, pero hay pequeñas cosas y detalles que me han agradado mucho. Como que la música sigue siendo uno de los puntos fuertes de la trama. Además la forma que tienen los autores de manejar el hilo erótico, mostrándonos un amplio abanico y enfoque de la sensualidad, de las experiencias y del BDSM en general, hacen de este libro que destaque entre los demás del género, creando una novela sórdida y pasional. Por si fuera poco, cada vez que nos trasportamos a un escenario distinto junto con los protagonistas, -en este libro se viaja mucho gracias a Summer en su gran mayoría-  las descripciones son maravillosas, llegando a ver el lugar que nos comentan.
Desnuda, me acerqué a la ventana y toqué por última vez para él, «Message to My Girl»,  mi pieza favorita de la colaboración entre la Orquesta Sinfónica de Nueva Zelanda y Split Enz. Por supuesto, no era lo mismo sin toda la orquesta, la flauta, el piano y la voz de Neil Finn. Fue la primera vez que toqué para Dominik algo que se salía del canon clásico.

Summer y Domink van dejando paso a los sentimientos pero siguen manteniendo una relación liberar y

abierta, donde cada uno puede explorar sus deseos como bien le plazca. Pero empiezan a verse los primeros sentimientos de amor y añoranza, sentimientos que en cierto sentido les confunde y les hacen perderse. Summer empieza a triunfar en solitario y pronto se fijan en ella para que inicie una gira por Europa, por lo que tendrá que alejarse Domink; quien viendo que necesita a Summer, más de lo que él había pensado, decide dejar Londres y marcharse con una Beca a New York para estar cerca de ella, por lo que la gira les distancia y pone la relación en el filo de la navaja. También conoceremos a Simón, el director de la orquesta donde toca Summer y volveremos a encontrarnos con antiguos personajes que darán un vuelco a la trama.


No voy a contar mucho más, solo decir que a pesar de que me parece que este libro ha flojeado un poco con respecto al anterior, espero que 80 melodías de pasión en rojo me ofrezca un desenlace digno para esta pareja tan peculiar. Pues el final promete bastante y espero que no me defraude.

80 melodías de pasión en azul siguen la misma línea de su antecesor con una pareja diferente y una trama donde el ardor, la pasión y el erotismo llevan a Summer y Domink a dejarse llevar para explorar sus límites.

*Gracias a Maeva por el envío del ejemplar

9 comentarios:

Piedad dijo... [Responder]

No conocía este libro, pero no me llama la atención. Puede que le de una oportunidad, pero por ahora no.
Un beso y gracias por la reseña.

Anita dijo... [Responder]

No es de mi tipo de libros así que lo dejare pasar ^^
Saludos!

Babel dijo... [Responder]

Sentía algo de curiosidad por esta saga ya que ahora estoy leyendo otro libro erótico, pero creo que este tema no me apetece tanto. Aunque lo de la música sí parece interesante, pero tantas vueltas a la relación no tanto XD
Besotes melódicos.

InésM dijo... [Responder]

A este le tengo ganas.
Besitos.

La Estación De Las Letras ♥ dijo... [Responder]

Yo cuando lo vi en las novedades el 1º, me llamó mucho la atención...pero cuando me enteré de que serian 5 lo descarté. Ya se pasan, y por suerte para mi, no son muy buenas las criticas que voy leyendo...

Gracias por la reseña guapa :)

Bam dijo... [Responder]

No sabía de el y no me lalam mucho por el moemnto n.n
Besos!

crisis.91 dijo... [Responder]

Es una pena que den tantas vueltas y que no te gustase tanto como el primero. Me gusta que digas que es diferente aunque no se.. no me llama del todo la verdad. :S Un besin

esa estrella... dijo... [Responder]

No pinta mal, gracias por la reseña!!

besitos<3

Anónimo dijo... [Responder]

Personalmente NO ME GUSTO. Tiene fragmentos de 50 sombras, El infierno de Gabriel e incluso relación con Pideme lo que quieras. Demasiadas páginas para un trama tan pobre. Tal vez soy cursi, pero en mi mundo vainilla no creo que alguien disfrute decir "quiero que me folles porque soy una p#ta". WTF? NO LO RECOMIENDO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...