jueves, 21 de junio de 2012

Reseña Donde siempre es otoño de Ángeles Ibirika

¡Buenos días! Esta reseña que vais a leer a continuación me ha costado un montón hacerla, dos semanas ni más ni menos. Nunca me había pasado esto y la verdad es que es desesperante, pero bueno hoy por fin puedo mostraros mi opinión de él.



Dicen que un instante puede cambiarnos la vida. Que un encuentro al que no damos importancia puede convertirse en el suceso que marque toda nuestra existencia. Dicen que puedes ser testigo de ese intervalo fugaz y mágico en el que la rueda del destino se detiene, duda y termina variando la dirección y ocasionando que nada vuelva a ser igual.

Tampoco él supo distinguir ese momento clave en el que su propio universo, absolutamente perfecto, comenzó a quebrarse. No entendió la trascendencia que tendría ese segundo exacto ni vislumbró el motivo por el que de pronto se le aceleró el corazón. Nada le hizo presentir que estaba asistiendo al sencillo hecho que iba a alterar todo su mundo y que, sobre todo, iba a cambiarlo a él.



No se como dar comienzo a esta reseña, ni como voy a expresar todo aquello que a logrado hacerme sentir y transmitirme, por que esta es sin duda una de esas novelas difíciles de reseñar por todo lo que hay dentro de sus páginas. Por que no solo se trata de una historia romántica sin más, sino que hay mucho más detrás.

Ian O’connell es un aclamado escritor de novelas románticas, con ellas todos sus lectores suspiran y sueñan con encontrar algo así, pero el no creo en el amor que describe en sus historias, el piensa que el amor es un sentimiento tranquilo, sin sobresaltos, sereno y no desgarrador y apasionado como los de las películas o sus propias novelas.
En una de sus escapadas a Crystal Lake, como hace todos los años por esa época, para escapar de bullicioso Manhattan y poder encontrar la inspiración entre la apacible y salvaje naturaleza que le rodea, su vida cambia sin esperárselo, sin saber lo que esta sucediendo hasta que ya no encuentra la salida. Por que en el mismo instante en los que sus ojos se fijan en la figura de la mujer que camina por el sendero del lago todo deja de tener sentido.

Su musa en el nuevo libro, atrapado en el misterio y la dulzura que la rodea empieza a meterse de lleno en una trama de traiciones, pasión y política por ella, Elizabeth Salaya…

Cada segundo que respiramos es un tesoro que la mayor parte del tiempo no sabemos apreciar. Tú y yo nos hemos bebido la vida a tragos, sin saborearla. Deberíamos comenzar a disfrutar de cada latido como si fuera el último. O, mejor aún, como si fuera el primero del resto de nuestra existencia.

Si nos fijamos en el libro podremos ver una edición cuidada hasta el más mínimo detalle,- para ser un libro de bolsillo aun más- no solo la portada esta perfectamente ambientada en la novela y es preciosa, sino que el titulo deja un mensaje claro de lo que nos espera. Un otoño en el que caeremos rendidas como las hojas que abandonan las ramas para más tarde resurgir y gozar con los sentimientos que nos invaden en cada momento, con los olores y los matices de esta estación que se convierte en algo esencial de la novela.
¿Os a ha pasado alguna vez que cogéis un libro y ya con solo el primer párrafo sabéis que es especial? Pues eso es lo que sentí yo nada más abrir Donde siempre es otoño, fue leer el prologo y quedar completamente enamorada de la historia, sentir la emoción en la piel con cada palabra y pasar páginas ya completamente embelesada para saber que más me iba a encontrar. No quiero, ni puedo contar mucho del argumento pues es mejor irlo descubriendo por un mismo, aunque por mucho que os contara la trama es tan compleja que no os diría ni la cuarta parte de lo que pasa. 
Todo se desarrolla en un marco muy elaborado, cambiando de localización en varias ocasiones pero nunca perdiendo ese aire soñador y especial. Desde el solitario y tranquilo entorno de Crystal Lake a la vorágine y desenfreno de una campaña electoral en pleno apogeo la trama se va sucediendo desentrañando todo lo que toca, y mostrándonos a la par una historia de amor que pasa por todos los matices imaginables, desde la confusión de no saber que se siente, a la pasión, el dolor - incluso la obsesión-, y el sufrimiento pero sin abandonar en ningún momento la esperanza. Por que la esperanza es un sentimiento que estará tan presente como el otoño. Lo de la política en un principio me echaba un poco para atrás, no soy mucho de esos temas y suelo liarme fácilmente, pero sin duda Ángeles sabe como y hasta donde contar y ahora al haberlo terminado me doy cuenta que no podría haber funcionado igual la novela sin este punto y al final tampoco me ha sido complicado seguir el ritmo.

Ya que si eso que estaba sintiendo por ella mientras la abrigaba contra su piel no era amor como el que describía en sus novelas, se le parecía tanto que asustaba. [...] ...porque al fin comprendía que se había enamorado de Elizabeth con ese tipo de amor para el que no existe cura ni redención.

Ian es el que lleva el peso de la novela, el que nos abre el alma y el corazón para contar sus vivencias y sentimientos. ¡Y vaya que si la abre!, pero de par en par, por que no solo nos lo muestra sino que nos hace vivirlo junto a él, sentir todo lo que el siente y ver todo lo que le rodea. Puesto que Ángeles Ibirika va mucho más allá de todo lo inimaginable y con su prosa intima, delicada y sublime consigue franquear el papel y empaparnos el alma con ese lenguaje poético, esa delicadez con la que detalla cada paisaje y captura cada momento haciéndolo asombroso y inolvidable. Más de una sorpresa nos llevaremos en ese vaivén de sentimientos, los giros argumentales están asegurados, dejándote patidifusa y cambiando el enfoque de la historia sin que te des ni cuenta.

Los personajes que ha creado Ibirika son tan humanos y creíbles como cualquier persona que te encuentres por la calle. Les ha dotado de una verosimilitud pasmosa y de un carácter marcado. Arriesgándose con un personaje principal que puede gustar y desagradar al mismo tiempo. Ian O’connell  es un hombre con una vida perfecta, tiene todo lo que uno puede desear, dinero, un trabajo que le apasiona, fama, un atractivo imponente y una prometida de buena familia que le ama con locura. Su trabajo como escritor le encanta pero no cree en lo que escribe, al menos una de las cosas… el amor. Por eso descubrimos al Ian que se esconde tras la fachada de hombre ideal, un canalla, cínico y infiel que se lleva a la cama toda mujer que puede sin ningún remordimiento por que mientras que no haya sentimientos de por medio no es una infidelidad (eso se cree él). Pero la de vueltas que puede dar la vida, y puede que en un momento todo cambie, tu forma de ser y tus creencias se vuelvan en tu contra. Y eso es lo que le pasa a Ian, que se queda prendado de la chica que pasea por Crystal Lake, entrando en un huracán de sentimientos que antes no lograba concebir. Su evolución a lo largo de la novela es notable y vamos sintiéndola junto con él, además de todos las emociones que el padece el dolor, la angustia, la pasión y la desesperación pero también cada alegría por verla por o tenerla cerca. Y hay es cuando se gana nuestro corazón, cuando vemos florecer sus sentimientos y como pierde la cabeza por una mujer, descubriendo lo que hay detrás de todo lo que aparenta, incluso llegamos a comprenderle en muchas ocasiones.

"- ¿No sabes qué es lo que me pasa? -preguntó incrédulo-. !Qué me pasa dices! -gritó, con un desgarrado sollozo-. !Me pasa que no consigo arrancarte de aquí! -confesó angustiado, mientras se golpeaba con brio la frente-. !Sólo pienso en ti, en ti, en ti...! !Eres una maldita condena que llevo siempre conmigo! !Una maldita condena que me ha destrozado por dentro! -declaró a gritos cuando su furor lo acercó hasta rozarla. Y es que ya no sé que hacer para sacarte de mí -susurró temblando-. !Me vuelvo loco deseando verte, olerte, besarte! !En cada miserable minuto que respiro me muero de ganas de besarte!"

Elizabeth Salaya es la otra protagonista pero sin tanto protagonismo como Ian. Es una mujer enigmática de la que apenas sabe nada hasta que no se avanza en la lectura. Pero a través de ese halo de misterio podemos entrever a una mujer dulce, fuerte y reservada, con secretos y que huye cada vez que puede, descolorándonos a nosotros y a nuestro pobre escritor. Pero hay más personajes, esta vez secundarios, que son necesarios e importantes para enriquecer la novela y que tenga un desarrollo coherente. Todos y cada uno de ellos juega un papel fundamental. Desde Edgar, el mejor amigo de Ian que es fotógrafo y comparte muchos gustos con él, pasando por los candidatos a presidente hasta Audrey, la bondadosa y hermosa prometida de Ian.

Este es el primer libro que leo de esta autora y sin duda quiero repetir, por que Donde siempre es otoño se ha quedado grabado en mi corazón y tendrá por siempre un lugar especial en mi estantería. Se que a pesar de esforzarme con la reseña jamás conseguiré trasmitir todo lo que me ha hecho sentir, todo lo que me ha gustado y lo mágico que a sido para mi adentrarme entre sus páginas y padecer junto con el protagonista hasta el último momento. Debéis descubrir este otoño delicioso y desgarrador, es lo único que puedo decir.

Como una suave y delicada brisa teñida de los matices otoñales, Ángeles Ibirika nos regala una novela que deleita la mente, el alma y el corazón, enterrándose hasta lo más profundo de nuestros sentidos y emociones.

 

*Gracias a Booket y a la autora por el ejemplar para reseña

18 comentarios:

Xula dijo... [Responder]

Lo tengo en casa esperando... que ganas! Solo he leido reseñas positivas. Besos!

bells dijo... [Responder]

Quiero leerlo.
la sensacion de abrir un libro y que te enamore desde la primera frase es unica.
muy buena resena cielo costo pero valio la pena.
besos

albanta dijo... [Responder]

Me has dejado con las ganas. Me lo apunto para leer

Tatty dijo... [Responder]

Qué reseña tan completa, se nota que te ha gustado. No he leído nada de esta autora pero a este libro le tengo muchas ganas
besos

Cartafol dijo... [Responder]

Me apetece mucho leerlo, porque al igual que tu reseña he leído otras también muy positivas, lo tengo en mi Kindle esperándome, a ver si durante el verano puedo con él..

Lídia dijo... [Responder]

A mí también me has dejado con las ganas, tu reseña está genial, después de lo que te ha costado!!!! Tendré que conseguir el libro pronto.
Un beso.

alpispa dijo... [Responder]

Qué ganas de leerlo!!Tiene muy buena pinta :D
Un besito!!

Arila dijo... [Responder]

Vale, ya con esta reseña sí que no puedo resistirme más, me lo voy a comprar! Todo el mundo lo pone genial y se me ha antojado mucho! Te ha quedado genial la reseña! Un besote :)

LAKY dijo... [Responder]

Me llama mucho mucho la atención este libro porque no paráis de hablar bien de él. Creo que con él me estrenaré con la autora.
Besos

Bubbles dijo... [Responder]

Qué ganas tengo de probar a esta autora, tengo Antes y después de odiarte y este verano espero devorarlo, gracias por tu reseña guapa ^^ un saludito

Aprendiz de mucho dijo... [Responder]

Al final veo que tendré que hacerme con un ejemplar. He probado suerte en un par de sorteos, pero si no lo he conseguido por las "buenas" tendrá que ser por las "malas".
Buena reseña
Saludos

Shorby dijo... [Responder]

Bueno, anda que podemos dejarlo pasar con reseñas así!! jejejej =)

Besotes

Elena:) dijo... [Responder]

Mira que no soy de literatura romántica, pero es que ya solo con las reseñas tan positivas que ha cosechado este libro me ha conquistado!Así que espero poder hacerme pronto con él:)
1beso

Ever dijo... [Responder]

Hola!!
Parece que habrá que comprar el libro!!
LO has pintado genial!!!
Un beso!

crisis.91 dijo... [Responder]

Tengo que leerlo! Has hecho que le tenga aun mas ganas! Muy buena reseña.

un besin

esa estrella... dijo... [Responder]

Pinta muy bien, mil gracias por la reseña ^^

besitos<3

Anónimo dijo... [Responder]

Gracias por la reseña :-) lo tengo y me dispongo a ponerme a leerlo en estos momentos

Nieves González López dijo... [Responder]

Hola!
Me ha gustado mucho la reseña,el libro pinta muy bien.
Besos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...