lunes, 3 de septiembre de 2018

Reseña Luna y los incorpóreos. Las máscaras de Omega de Ana Alonso


A la tienda de antigüedades de la familia de Luna llega un valioso lekythos. A través de esta pieza de cerámica de la Antigua Grecia, la protagonista entra en contacto con un incorpóreo al que decide llamar Omega, quien no recuerda nada de las circunstancias que rodearon su muerte. Ayudada por su amigo Yago y la abuela Luz, Luna se trasladará a la polis espectral para resolver el enigma de Omega y conseguir que, al fin, pueda descansar en paz.


Luna es una chica de trece años muy diferente al resto, vive encima de la tienda de antigüedades de su familia y con la llegada de nuevas mercancías y reliquias va conociendo a incorpóreos atados a esos objetos, porque Luna puede ver a los fantasmas que por alguna razón se han quedado atrapado en esta dimensión y necesitan encontrar respuestas para pasar al “otro lado”. 
En esta primera entrega la llegada de Omega, que vivió en la antigua polis de Atenas y no conserva ningún recuerdo de su vida, la llevará a conocer la antigua Grecia para hallar las respuestas y ayudarlo.


Un libro muy cortito y ameno, con una edición muy cuidada donde podemos encontrar ilustraciones a todo color de Esther Lecina que acompañan muy bien la historia. Además, la serie de Luna y los incorpóreos es multimedia y da la oportunidad de descargarte una aplicación (JamChat) para poder acceder a material extra y conocer mejor a los personajes, leyendo conversaciones o incluso llamándolos. Me ha parecido una manera muy original de dar vida a la novela y llamar la atención del lector. 
¡Se me olvidaba! Al final del libro hay unas cuantas páginas con actividades y una guía didáctica para conocer más sobre la cultura, arte, vida y demás cosas de la antigua Grecia.


La historia es sencilla pero curiosa, mezcla historia con fantasía, hay algo de misterio y unos personajes bastante bien definidos para las pocas páginas que tiene (unas 150). Tenemos a Luna, la protagonista, una chica curiosa, dispuesta a ayudar a los incorpóreos pero que por culpa de ellos no tiene amigos ni puede hablar con nadie de lo que puede ver. Yago, un incorpóreo y su único amigo; Luz, abuela e incorpórea también; June, Una incorpórea muy molesta; Judit que trabaja en la tienda de antigüedades; Luis -abuelo- Eva y Agustín los padres. 

El final del libro cierra la trama muy bien, pero ya hay dos libros más publicados y que nos llevan a otras importantes épocas de nuestra historia. Las leeré seguro porque son lecturas que resultan muy amenas y propicias para esta época del año.


Con Las máscaras de Omega da comienzo a una serie de libros que nos llevará a través de la historia de una manera muy peculiar y entretenida.

3 comentarios:

Beatriz Morote Barreiro dijo... [Responder]

Hola! No conocía esta saga pero no es para mi. Gracias por tu reseña.

Un saludo!

Neftis dijo... [Responder]

No conocia este libro pero, igualmente, lo voy a dejar pasar que tengo una lista de pendientes muy grande.

Saludos

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Me parece interesante el formato, pero qué va, lo veo demasiado juvenil

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...