martes, 27 de marzo de 2018

Reseña Ocho de Rebeca Stones


1. El tiempo máximo del que dispongo para hacer feliz a una persona son ocho semanas.

2. Si no lo consigo y considero que podría llegar a hacerlo, tengo un tiempo extra de ocho días.

3. Transcurrido el tiempo desaparezco por completo de la vida del paciente, su felicidad en ningún momento puede depender de mí.

Mía tiene un trabajo inusual: se dedica a hacer felices a las personas sin que ellas sepan que lo hace por trabajo. Precisamente por eso la contratan los padres de Max, un chico que ha intentado suicidarse. Cuando los caminos de ambos se crucen, saltarán chispas: él no quiere verla ni en pintura, ella tiene que hacer todo lo posible por devolverle la felicidad.


Mía tiene 18 años y tiene un trabajo muy peculiar: traer la felicidad a los demás. Su trabajo la lleva a la mansión de los Jones, donde unos padres desesperados le piden ayuda para su hijo Max, que lleva una temporada desilusionado y apático. Sin que él conozca sus verdaderas motivaciones Mía fuerza su primer encuentro y todo sale mal; sin embargo, no se da por vencida, está dispuesta a tirar abajo la coraza y cumplir con su cometido, aunque con ellos sus propios muros se vean afectados y sus reglas comprometidas. 

“Es absolutamente asombroso lo mucho que puede llenarte provocar la felicidad ajena.”


Es la primera novela que leo de Rebeca Stones, "Timantti" me llama también la atención pero aún no se me ha presentado la oportunidad de leerlo y al final ha sido "Ocho" la elegida. De todas formas creo que ambas son muy diferentes y ahora que ya sé más o menos como es la pluma de la autora seguramente me anime con su primera obra.
En "Ocho" tenemos una historia típica de amor donde la idea principal es genial y creativa, que la protagonista tenga un don para saber exactamente qué es aquello que la gente necesita, conectar con ellas y llevarlas a descubrir la felicidad individual, sin que tengan que depender de nadie. Así que la trama gira entorno a esta idea y a su protagonista, Mía, metiéndonos en su cabeza, percatándonos de sus pensamientos, de su dolor y sentimientos. Hay amor (más bien un amor de esos que se dan de primeras y no me agradan), también amistad y superación personal.

Está dividido por las ocho semanas que la protagonista estipula en sus reglas necesarias para llegar a la meta y desaparecer de la vida de sus clientes, los capítulos son cortos y la manera de narrar de la autora consigue que sea un libro fácil de leer, muy entretenido y con cierta profundidad. Esto último ha habido veces que me ha fallado, por ejemplo, cuando la protagonista se pone a pensar o reflexionar sobre la vida, el amor o el dolor y se pierde y enreda en esos pensamientos sacándonos de la trama o cuando dice y piensa de manera distinta a lo que había mencionado unas páginas antes. Esto genera unas frases bonitas y cierta profundidad pero también te saca del contexto y a mí me no me ha gustado tanta intensidad sin venir a cuento. 

“A veces siento que en mi interior conviven varias personas, mis pensamientos se contradicen todo el tiempo y puedo llegar a tener cientos de opiniones sobre un único tema.”

Solo hay dos personajes con garra y caracterizados, donde se ahonda más, porque los secundarios se quedan muy muy planos. Tenemos a Mía, una muchacha enérgica, decidida, siempre con una sonrisa en la cara pero un pasado que la ha dejado marcada y ahora la cuesta salir de su zona de confort. Luego está Max, un chico que al principio se muestra hosco, frío y distante pero que luego muestra una cara muy diferente, donde apreciamos que está roto y le falta algo. Hay varios secundarios como los padres de Max, Lucas que es el mejor amigo de Mía o Zulema, pero ninguno tiene realmente relevancia. 
A pesar de que el insta-Love no me gusta nada de nada y por su culpa he visto muy forzada la relación, hay momentos muy bonitos, se nota la evolución de ambos protagonistas, se plasma bien los sentimientos y las cicatrices que llevan a sus espaldas, eso si el final es previsible y precipitado.

Una historia de amor sencilla y amena sobre la vida y la felicidad. 

6 comentarios:

My Booksonal World dijo... [Responder]

¡Hola!
La verdad es que he visto este libro por bookstagram y me llama la atención pero que tenga un final predecible y, peor, precipitado, no me acaba de convencer.
Muchas gracias por tu reseña.

¡Nos leemos!

Beatriz Morote Barreiro dijo... [Responder]

Hola! No conocía el libro y se ve diferente así que no descarto leerlo en algún momento. Me alegra que lo hayas disfrutado. Gracias por la reseña.

Un saludo!

Nedyah dijo... [Responder]

¡Hola!

No conocía esta historia, pero la sinopsis me ha recordado bastante a Yo Antes de Ti con eso de que la chica es contratada por los padres del chico para ayudarlo en tiempo límite.

¡Besos!

Dumain dijo... [Responder]

¡Hola!
Coincido con Nedyah, me ha recordado también a "Yo antes de ti".
Aún así, aunque el planteamiento que sigue en la novela la autora es de lo más creativo y original, siento que si la protagonista se sale de la trama y empieza a divagar o reflexionar sobre unos temas u otros, la novela se me tornaría aburrida, ya que al separarse de ella, siento que me perdería, por más que se centrara en temas interesantes que abordar.
También detesto el instalove, y si bien los protagonistas dices que evolucionan, si tiene un final precipitado y previsible no me termina de enganchar. Soy de los que quieren algo a lo grande, con giros inesperados y que me dejen fascinado.

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Me parece interesante el trabajo de la prota, pero es que no lo veo, me parece más de lo mismo y el romance no creo que me lo creyera :/

Fransy Guerrero dijo... [Responder]

No he leído a Rebeca Stones, pero no es por falta de ganas. Me llama mucho Timmanti, espero leerlo pronto
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...