lunes, 8 de julio de 2019

Reseña El rey serpiente de Jeff Zentner


Dill ha tenido que luchar con víboras toda su vida, en su casa, como el único hijo de un sacerdote que lo insta a manejar venenosas serpientes de cascabel, y en la escuela, donde se enfrenta a matones que lo atacan por la fe extrema de su padre que por un escándalo público ha caído en desgracia. Él y sus compañeros, Lydia y Travis, que son amigos e igual de marginados, deben tratar de superar su último año de escuela secundaria sin permitir que la cultura de la pequeña ciudad destruya sus espíritus creativos. La graduación conducirá a nuevos comienzos para Lydia, cuyo atrevido blog de moda es el boleto de salida de su pueblo rural de Tennessee. Y Travis está contento donde está gracias a su obsesión por una serie de libros épicos que convierten su realidad en una fantasía de la vida real.


Es el último año de instituto de Dill, Lydia y Travis, tres amigos inseparables con problemas tanto familiares como personales. Dill tiene a su padre en la cárcel, sus compañeros se meten con él por lo que hizo éste y siente que no tiene futuro. Lydia tiene un blog de moda muy popular, nadie en el pequeño pueblo parece comprenderla y está deseando alejarse y empezar la universidad en Nueva York. Travis se refugia de su desoladora realidad leyendo su saga favorita de fantasía. 
Tres incomprendidos con una vida complicada, una amistad inquebrantable y un futuro incierto.

“Y Dill se dio cuenta de que tal vez él no era tan fácil de leer, Si lo fuera Lydia le habría preguntado por qué parecía que le estuvieran arrancando el corazón del pecho, fibra a fibra, célula a célula, molécula a molécula. Y en lugar de matarlo, solo lo dejaba vacío.”

Cuando comencé con el libro no tenía mucha idea de qué trataba, me llamaba la portada y lo poco que contaba la sinopsis me parecía atrayente; por lo que tampoco me di cuenta de que era el mismo autor de Goodbye Days, una de mis mejores lecturas del año pasado, así que cuando relacione ambos libros ya estaba con el hype por las nubes y esperando que el libro me enamorada. No ha sido así, no me ha embelesado pero sí que he disfrutado bastante con su lectura.

Los dos problemas principales de la historia (si voy a comenzar con las cositas que no me han gustado) son: La traducción y la poca profundidad a los personajes y sus historias. Cuando lees la primera página te das cuenta de que hay cosas que chirrían y según vas avanzando esos problemas continúan, la traducción no es la mejor y hay veces que te encuentras con frases un poco extrañas, diálogos forzadillos y expresiones peculiares por lo que o continuas leyendo intentando ignorarlo o no queda más remedio que releer algunos párrafos y todo esto te saca de la lectura. No soy experta y por ello no voy a profundizar más en el tema, pero cualquier lector se dará cuenta. 
Con respecto a la profundidad, creo que los personajes están bien perfilados, la base de los miedos, sus problemas personales y personalidad están bien, pero al tratarse de una novela de personajes, donde todo lo importante está relacionado con ellos estaría bien que evolucionaran un poco más, que se les conociera con detenimiento pues sus miedos se ven pero no llegas a sentirlos, muchas veces te despistan con algunas actitudes o decisiones que toman.

“Nada te hace sentir más desnudo que alguien que identifica un deseo que nunca supiste que tenías.”

Y ahora toca contaros las cosas buenas que tiene que también son muchas y hacen del libro una experiencia bastante gratificante. 
Para empezar la idea es muy buena y me sorprendió que los temas que toca fueran tan duros (bullying, el fanatismo religioso, pornografía, maltratos, etc.) pero el equilibrio entre el drama y la prosperidad están muy bien llevados, y es en gran medida gracias a los lazos de amistad que se ven en Dill, Lydia y Travis, al toquecito de romance y la esperanza que se puede llegar a palpar al final de tanta negrura... todo ello consigue que lo pases mal por los personajes pero también que tengas tus buenas dosis de alegrías compartidas y a mí estas cosas en un libro me encantan, no lo puedo evitar.
Otra cosa es como te cala el mensaje y mucha culpa de ello lo tiene la narrativa del autor y los personajes que ha creado, pues a pesar de la falta de profundidad la base que les ha dado, lo variopintos que son, lo bien caracterizados que están (se mete muy bien en la piel de adolescentes) y que se salgan un poco de lo establecido consigue que conectes con ellos. Tampoco el ritmo es malo, se lee con bastante fluidez y aunque tenga algunas partes más lentillas son escasas y no pesan a la hora de valorarlo.

Además, es un libro independiente, hacia el final se acelera el ritmo y pone toda la carne en el asador para poner el punto final de una manera muy acertada. La sensación que te deja al cerrarlo es positiva (al menos para mí) a pesar de que el camino tenga unos cuantos baches. Así que si os gustan los dramas adolescentes con personajes que tiene que hacer un viaje interior para conocerse mejor, la lucha por los sueños que parecen imposibles o las amistades de ensueño entre un pequeño grupo de marginados este libro seguro os agradará.

Una historia de superación, miedos, esperanzas y amistad. 

3 comentarios:

beamorote dijo... [Responder]

Hola! No conocía este libro pero lo cierto es que no me atrae mucho su argumento así que lo voy a dejar pasar. Me alegra que a ti te haya gustado.

Un saludo!

Neftis dijo... [Responder]

Este libro no es para mi, lo dejo pasar.

Saludos

Shorby dijo... [Responder]

Pues no lo conocía, no me importaría leerlo, la verdad.

Besotes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...